Historia

La empresa fue fundada en el año 1896 por Don Otto Sagemuller, oriundo de Alemania, quien dio comienzo a sus actividades agro-industriales en la ciudad de Crespo, Provincia de Entre Ríos.

El inicio en Argentina, allá por el siglo XIX, se hizo realidad a través de la actividad agrícola, que rápidamente evolucionó, dando lugar a la construcción del primer molino harinero, para satisfacer las necesidades de harina de la zona.

La constante superación en las actividades de la compañía fué coincidente con el ritmo de crecimiento de la comunidad entrerriana de Crespo. Ese vigoroso impulso inicial trazó una línea de conducta que identificó cabalmente a los sucesores, para llegar a la empresa que tenemos en la actualidad.

La calidad de los productos es la consecuencia de una clara filosofía, mantenida a lo largo de los años y define hoy con prestigio la presencia de Alimentos Sagemüller y sus marcas en todo el mercado argentino.

La empresa en la actualidad está presidida por la 3er. generación, imprimiéndole la misma a sus características industriales, un claro perfil comercial, haciendo foco en desarrollo de nuevos productos, desarrollo de ventajas competitivas, capital marcario y distribución.